29/8/16

Ganadoras del concurso :D




¡Buenas salenas, cronopios! Ya tengo a las ganadoras. Sí, es un premio compartido porque llegué a un punto en que quedé con dos cuentos muy buenos por distintas razones de igual peso. Así que voy a publicar hoy a una y mañana, a la otra ;)


Y las ganadoras son:


Eärendil, con “La flauta encantada” y Mendiel, con “Avon llama”  


Antes de irme, quería agradecer a todos los concursantes por haber apostado por esta humilde iniciativa; fue un honor y un verdadero placer leerlos. En serio. Y los felicito, porque me la hicieron muy difícil :P


A continuación les dejo el cuento de Eärendil, que tiene una prosa muy cuidada y muy agradable de leer. Una artista de la palabra, en mi opinión :)
  
LA FLAUTA ENCANTADA

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha inventado cuentos y transmitido leyendas a generaciones posteriores para dar a conocer acontecimientos inexplicables. Muchas veces, esos sucesos han sido tan truculentos o despreciables que la voz popular los ha transformado en historias pintorescas y románticas, intentando así cubrir sus propias vergüenzas. Y, sin embargo, se siguen transmitiendo a través de los tiempos, sin darnos cuenta del dramatismo que esconden algunas de estas historias, y que, a pesar de eso, repetimos alegremente en forma de cuento, cuando hoy en día resultan verdaderas aberraciones.

El pequeño Hans observaba atentamente las vidrieras de la catedral de Hamelin. Junto con sus compañeros de clase, había ido de excursión desde la cercana Aerzen para visitar la población y, cómo no, pisar el pavimento de la famosa ciudad que había inspirado a los hermanos Grimm. Había escuchado el cuento del flautista de Hamelin infinidad de veces desde que tenía uso de razón. Conocía perfectamente la historia, harto conocida, de cómo el flautista limpió el pueblo de una plaga de ratas, a cambio de una bolsa llena de monedas. Después, los vecinos de Hamelin incumplieron su palabra y no pagaron al músico la cantidad pactada. Enfadado, el flautista volvió a tocar aquella melodía hipnótica y pronto, todos los niños del pueblo le siguieron embelesados hacia el interior de una montaña. 

Hasta aquí el cuento no era más que otra narración extraordinaria, con sus giros dramáticos y sus personajes fantásticos que, bien representados, tenía todos los ingredientes para ser una gran historia. Pero Hans tenía un secreto. Sabía que aquel no era un cuento cualquiera. Devorador empedernido de documentales históricos en un canal televisivo, había descubierto que aquel suceso, que los hermanos Grimm habían tergiversado para deleite de mentes infantiles, en realidad, había ocurrido de verdad. Pero no de la manera que se había contado, no, nada de eso. Probablemente, ni tan siquiera las ratas mereciesen un papel protagonista y, apurando mucho, pudiera ser que tampoco el famoso flautista. 

Ahora estaba allí, ante los vitrales de la catedral que, según el documental que había visto, eran una reproducción de los originales del año 1300, basada en las descripciones de unos documentos muy antiguos. Las iniciales vidrieras se consideraban la primera mención conocida de aquel trágico suceso, que acaeciera años antes. Hans comprobó que en ellas no había representada ninguna rata, tal y como había escuchado de voz del narrador de su programa favorito.

El niño alzó la mano en señal de querer hacer una pregunta, mientras su profesora seguía con la perorata del dichoso cuento.

―Hans, ¿es que tal vez hay algo que no hayas entendido?

―No, señorita, pero me gustaría que ahora me explicase la verdadera historia.

La profesora, y el guía de la catedral que les acompañaba en la visita, se quedaron atónitos sin saber qué hacer. Cincuenta pares de ojos infantiles les miraban ávidos de nuevos conocimientos. Iba a ser un día muy largo, del que tal vez surgiese un nuevo cuento.

Las teorías conspiranoicas de Internet son una buena fuente de inspiración, parece XD





10 comentarios:

  1. Me quedé intrigado. ¿Cuál habrá sido la otra historia?
    Bien premiado ese cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana voy a publicar el otro, así que la intriga no va a durar mucho ;)
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Felicitaciones a la otra ganadora por tan buen cuento que nos deja un final abierto a la imaginación de cada uno. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije, los dos cuentos son excelentes, cada uno en su estilo :)

      Eliminar
  3. ¡Qué bueno!
    Muchas gracias Denise por el premio.
    Yo también tengo ganas de leer el otro cuento ganador.
    Tienes razón en la frase que has dejado al pie de la foto del flautista, cualquier historia es buena fuente de inspiración si se tienen ganas de escribir.
    De todos modos, el enlace que has dejado nos cuenta una de tantas versiones y teorías que surgen de este cuento de los hermanos Grimm. Pero si ahondamos en ellas, descubriremos otra historia aún más espeluznante, la de la Cruzada de los Niños.
    Si les gusta la historia, les animo a buscar información sobre ella. Seguro que les sorprende.
    Besos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco la historia sobre la Cruzada de los Niños, leí sobre ella en el secundario y la verdad que es increíble y espeluznante, como decís.

      Es lo que me gusta de la literatura, siempre se aprende algo :D

      Eliminar
  4. Felicitaciones también a Mendiel. Enhorabuena.
    Tengo muchas ganas de leer su historia, espero que la publiques pronto.
    Saludos y abrazos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está publicada :D

      Te agradezco mucho que hayas participado!

      Eliminar
  5. Felicidades también para la ganadora, pues como has expresado al presentar tu entrada, tiene una prosa muy cuidada y añado también que se ha documentado estupendamente para narrarlo. Efectivamente esa Cruzada de los Niños para conquistar Jerusalén, tuvo varios intentos todos trágicos y siempre presididos por la inocencia, aunque soy de la opinión de culpar a la institución católica por su manipulación y adoctrinamiento mesiánico por un lado, junto con la fe ciega de las familias de esos niños por otro.

    Un abrazo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierto modo, tenés razón, Estrella, aunque, si nos ponemos en estrictas, todo el asunto de las Cruzadas fue un despropósito. Pero supongo que era lo que tenía que pasar, dada la cosmovisión de la época en esa parte del mundo. Quién sabe.

      ¡Un abrazo para vos también!

      Eliminar

No seas tímid@, comentate algo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...