8/4/16

Judith Odair - Malia & Talia



¡Buenas salenas, cronopios! Hoy comparto con ustedes la reseña de una historia para la iniciativa Blogs Colaboradores.



La historia comienza in medias res, mostrándonos la huida de Talia por la selva (no sé por qué me imaginaba un bosque :P), sin recordar cómo llegó a esa situación. Lleva un diario en la mano, y una voz que le habla en la cabeza, llamada Malia. A partir de este momento se desarrolla el conflicto, dado que el diario que Talia robó es la clave de todo. 

Este inicio es un acierto, en mi opinión, porque tiene misterio y suspenso, lo que nos engancha para seguir leyendo. Por cierto, no es la típica historia fantástica de dopelgänger de las que a mí me gustan. A mitad del primer capítulo, Malia explica un poco quién es, y Talia narra, a través de un flashback, lo poco que recuerda antes de huir.

Los hechos son narrados desde el punto de vista de Talia, que habla en primera persona y en presente, lo cual ayuda a que nos identifiquemos con ella y nos metamos fácilmente en la historia. El suspenso está bien manejado gracias a la forma en que se dosifica la información, pero, sobre todo, por la excelente selección de cliffhangers.

El estilo es bastante sencillo, de modo que la lectura es ágil, y casi no hay problemas de gramática, salvo por algunos aspectos puntuales:



Exceso de frases verbales. Esto, en sí, no es malo, pero hay demasiadas a lo largo del texto, lo cual entorpece un poco la lectura. Mi consejo es eliminar las que no son necesarias, como la siguiente: «Poco a poco las llamas empiezan a hacerse cada vez más grandes…»

Si eliminamos la frase verbal, nos queda «Poco a poco las llamas se hacen cada vez más grandes…»




Exceso de ser y estar. Tampoco es malo de por sí, pero vuelven monótona la narración. Recomiendo usar otras opciones, por ejemplo, en: «Sus pieles son tostadas y están decoradas con colores», podría decir: «Tienen la piel tostada y decoradas con colores», y de paso eliminamos la frase verbal ;)

Exceso de gerundios. De nuevo, hay demasiados y eso hace que la lectura sea innecesariamente más lenta. Sugiero reemplazar los que se puedan por verbos u otro tipo de construcciones y dejar los que realmente se necesitan; de este modo, destacarán más. Por ejemplo: «Salto sobre la espalda de ese hombre, haciendo que se le escape la escopeta de las manos y su cara se golpee contra el suelo». Una forma de agilizar esto sería: «Salto sobre la espalda de ese hombre; el impulso lo hace soltar la escopeta y golpearse la cara contra el suelo».

Hay un par de problemas más, pero creo que estos son los más importantes que hay que considerar. 

En cuanto a los personajes, no están muy desarrollados, pero es posible que se deba a la extensión máxima del relato, que es de 1500 palabras. Podría decir lo mismo para la historia; en mi opinión, da para más. Si mostrara más en lugar de narrar, si profundizara un poco en el pasado de Malia y en el de Talia, etc., creo que podría salir una linda nouvelle.  Y en este caso, sí tendría sentido la escena final, que, personalmente, como amante de los finales abiertos, no me resultó muy convincente. La resolución del conflicto tampoco está mal, aunque resulta un poco demasiado simple para las expectativas que crea el texto.

En conclusión, es un relato bonito y entretenido, con suspenso e intriga, y gracias a Dios, no tiene romance. Me gusta el romance, pero casi todo lo que estoy corrigiendo últimamente es romántico y ya me tienen hasta el moño :P Pueden pasarse por el blog de Judith, The wired girl, y echarle un vistazo, que estoy segura de que lo van a pasar bien leyendo ;)






8 comentarios:

  1. Una buena reseña. Y tal vez se podrían corregir esos detalles que observas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa! Me ha gustado mucho tu análisis ^^
    Yo también creo que si la desarrollase más podría ser una buena novela :)
    ¡Un besazo y gracias por participar y por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado; y gracias a vos por organizar la iniciativa ;)

      Eliminar
  3. Los excesos que marcaste son los típicos vicios del escritor. ¡Los detesto! Es re difícil sacárselos de encima. Más de una vez peco de tenerlos. Por eso siempre es clave que alguien de afuera (y que sepa) te lea. Algún día... algún día, me voy a animar a pasar alguna cosita mía para revisar, jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, ni yo me salvo del entusiasmo de las frases verbales, por ejemplo D: Por eso no importa el nivel de experiencia que tengamos; cuatro ojos siempre ven mejor que dos XD

      Eliminar
  4. Uy, yo soy de frases verbales y gerundios también. Voy a empezar a prestarles más atención. Me encanta ver tus reseñas, puedo aprender mucho.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son un vicio, como el ronck and roll :P Tendría que hacer una entrada sobre estos asuntos en mi otro blog, pero bueno... Algún día...

      Saludos!

      Eliminar

No seas tímid@, comentate algo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...