31/5/15

Wow! IV: El espacio, la frontera final...


Buenas salenas nuevamente! Ya se termina el mes de mayo, y termina también esta bendita historia. Por fin! Espero que la hayan disfrutado, a pesar de los pequeños cambios que tuve que hacerle. Tengo el orgullo de presentarles el desenlace del relato más largo que llevo escrito hasta ahora: poco más de 2400 palabras!! Para alguien que nunca pasa de las mil, no está tan mal, eh :P


Y no olviden que Jaz, de Un jazmín en mi estantería, será la encargada de reseñar esta cosa que escribí.




“Así, como todas las posibilidades de un origen terrestre han sido descartadas, o bien, [consideradas] improbables, y como la posibilidad de un origen extraterrestre no ha podido descartarse, debo concluir que una IET (Inteligencia ExtraTerrestre) podría haber enviado la señal que recibimos como fuente de Wow! El hecho de que vimos la señal en una sola transmisión pudo deberse a una IET que envió una señal faro en nuestra dirección y luego la envió a otra dirección que no pudimos detectar. Por supuesto, siendo un científico, espero la recepción de señales adicionales, como la fuente de Wow!, que la mayoría de los observatorios sean capaces de recibir y analizar. Por tanto, debo declarar que el origen de la señal Wow! es todavía, para mí, una pregunta abierta. Simplemente, hay muy poca información para extraer tantas conclusiones…”[1]

El Hombre en cuestión

Cuadrante Alfa
   -17,86 grados latitud – 11,21 grados longitud
Fecha estelar -345378.16
(15/8/1977 23:16 hs.)

La nave viajaba a velocidad constante. Los sensores de alcance largo no habían detectado ningún obstáculo ni nave en unos cuantos años luz a la redonda. El capitán X’oorgh recorría los pasillos a oscuras para asegurarse de que todo estuviera en su lugar. No veía la hora de ir a su cubículo para descansar; había tenido una jornada muy larga.

Un rumor sordo hizo vibrar ligeramente sus sensibles membranas auditivas. El capitán giró la cabeza: el sonido provenía de la cabina del piloto. Tras dar un bufido, se deslizó rápido y sigiloso hasta llegar a la entrada y se asomó de costado, para que una de sus membranas y sus terminales de ecolocación quedaran de frente a lo que sucedía. Hacía ya muchos miles de años que su especie se había adaptado a la atrofia que había inutilizado por completo sus órganos visuales. 

La imagen de ultrasonido le devolvió exactamente lo que se había imaginado: una maraña de tentáculos multicolores bullía y ondulaba sobre el panel de control. Los vasos capilares de la cabeza del capitán se llenaron de sangre y la presión arterial aumentó conforme la furia lo invadía.

Una poderosa onda telepática interrumpió la intensa fusión que estaban compartiendo Yeh’ra, la piloto del turno de descanso, y su pareja Lyetu’h, el navegador suplente.
 
Una nave espacial cualquiera

—¡Esto es inadmisible! –sintieron la ola de enojo en sus mentes. El lazo se disolvió bruscamente, y los infractores se separaron avergonzados, mientras los tentáculos volvían a su color original. El capitán los percibió de arriba abajo, y al observar el panel, volvió a “gritar”, esta vez con desesperación:
—¡El radiofaro! –Se abalanzó sobre la consola y presionó el botón rojo de un golpe. 

—Lo sentimos, señor –dijeron los dos a coro, pero sabían que X’oorgh era incapaz de comprender. Él no era un masculino ni un femenino, sino un neutro. Y los neutros eran famosos por su mal humor, lo cual explicaba la reacción exagerada del capitán hacia ciertas costumbres de los no-neutros.

—¡Están locos! ¿¡No aprendieron nada en la Academia!? –Volvió a golpearlos con sus gritos telepáticos –¿¡Cómo se les ocurre descuidar los controles!? ¿No se dan cuenta de lo peligroso que es andar por ahí dando señales de nuestra presencia? ¡Quién sabe qué podría pasar si una especie extraterrestre hostil nos detectara! 


—Por favor, capitán, déjelos en paz –Una onda de calma asomó por la entrada. El ultrasonido reveló que alguien se deslizaba por el pasillo y apoyaba un tentáculo sobre la coronilla de X’oorgh, en un gesto conciliador–. No pasó nada grave, ¿no?

—Bueno, no. –respondió el susodicho un poco a regañadientes.

—Entonces no es necesaria tanta negatividad. Ya que vuelvo a casa, por fin, me gustaría tener un viaje tranquilo, si no le molesta. Relájese un poco, capitán. Van a tener un poco más de cuidado la próxima —agregó, dirigiéndose a la pareja–, ¿no, muchachos?

—Sí, señor –dijeron los infractores, a coro de nuevo.

El mediador volvió sus receptores de ultrasonido a X’oorgh.

—Ahí lo tiene.

X’oorgh gruñó un poco por lo bajo y terminó accediendo.

—Está bien.

Una onda de satisfacción inundó la cabina y continuó en una estela por el pasillo mientras les llegaba un sonido armónico que nunca habían percibido antes. Una cosa que el pasajero llamaba canción

—…for I can’t help falling in love with you…

 El capitán lo percibió mientras se alejaba, y luego se volvió hacia los infractores.

—Esta vez lo dejo pasar en consideración a nuestro invitado. Váyanse –les indicó con un tentáculo la puerta–, váyanse a su cubículo y hagan lo que quieran. Yo me quedo vigilando los sensores esta vez.

Ya estaban muy lejos de la cabina, cuando los alcanzó una última onda, débil, pero amenazante:

—¡¡¡…y más les vale que no aparezca ninguna nave para atacarnos!!!
 


  


[1] Ehman, J., “The Big Ear Wow! Signal (30th Anniversary Report)” Extraído de http://www.bigear.org/Wow30th/wow30th.htm#gallatlong. Traducción propia. Cursiva en el original.

Imágenes extraídas de



8 comentarios:

  1. APARECIERON EXTRATERRESTRES!!!! Soy un absoluto fan de como ha acabado la historia, ¡te felicito! Lo curioso es que nunca lo habría imaginado, me pillaste de sorpresa, pensé que acabaría de otra forma muy distinta.
    Un placer haberte leído. Nos vemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Me alegro de que te haya gustado! La verdad es que el origen de toda la idea, cuando oí por primera vez la historia de la señal, fue justamente este final. Quería escribir algo divertido, y me causaba gracia el contraste entre el revuelo que causó el hallazgo aquí y una causa ridícula y accidental.

      Tu relato me gustó mucho también, te dejé un comentario ya.

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Ohhhhhhhhh.... ¡Qué lindo final! Me gustó mucho más que la posibilidad del Elvis alien xD Tuviste más imaginación que yo con el asunto de la fisonomía extraterrestre, pude imaginarme al capitán con sus tentáculos y su mal humor. Fue muy graciosa la escena. Igual, pobres los investigadores de la Tierra, que tuvieron que cerrar la cuestión sin que se les reconociera nada :(
    Me gusta pensar que hay algo ahí afuera, nomás que no se deja atrapar (muchos capitanes X´oorgh vigilando con atención sus naves).
    Ha sido un placer, mañana traigo la reseña ♥ Seguiré molestando con mis comentarios random, el blog me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me alegra que te haya gustado el final, creo que lo de Elvis habría sido una buena opción también, pero en general estoy contenta con el resultado. En cuanto a la fisonomía extraterrestre, no es tanto cuestión de imaginación, sino de tener ciencia ficción encima ;) Últimamente estoy viendo mucho Star Trek Voyager, y supongo que me ayudó un poco.

      No me molestan para nada tus comentarios, como dije en tu blog, me gusta tu estilo.

      Saludos!

      Eliminar
    2. ¿Qué tal? Acá traigo el link, perdón por la demora: http://unjazminenmiestanteria.blogspot.com.ar/2015/06/wow-denise-l-iniciativa-blogs.html
      Me he divertido mucho, creo que me encantaría leer más cosas tuyas de ciencia ficción.
      ¡Un beso!

      Eliminar
    3. *-* Qué emoción!!

      Eliminar
  3. Holaaa! Me has sorprendido muchísimo con este final :)
    La verdad es que la historia tiene humor, investigación, ciencia ficción, historia... Está bien escrita y estructurada... ¡Enhorabuena!
    Me ha encantado, de verdad :)
    Espero contar contigo para otras rondas ^^
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te haya gustado! Yo la pasé muy bien escribiéndola, supongo que se nota XD

      La iniciativa está bárbara, me voy a anotar para las otras rondas, pero como reseñadora también ;)

      Saludos!

      Eliminar

No seas tímid@, comentate algo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...