3/5/15

La maldición

Buenas de nuevo! En esta ocasión comparto con ustedes el relato que hice para la escena n° 25 del taller de Literautas. Como se explica allí, la consigna era escribir un relato con el título "La Maldición", de modo que la recopilación dio un resultado bastante perturbador. Como reto opcional, se proponía que evitáramos usar la letra t a toda costa, cosa a la que por supuesto, no pude resistirme.


Para leer el relato original y los comentarios que recibió (más un par de añadidos por mi cuenta), clic en "La Maldición"

(Suena el celular) 

Hola, amor, cómo andás… Y, más o menos, vine a hacerme unos análisis, ya me sacaron sangre y ahora me van a llamar para lo del hígado… Sí, fui de la mina… Sí, me leyó las manos… La verdad, ni me acuerdo lo que dijo. Bah, sí recuerdo que eran quince pesos nada más, porque vos me habías recomendado, y yo le quise pagar con cien, y como a ella no le alcanzaba para darme el cambio, no me pudo cobrar… Y sí, más vale que se enojó, pero era lo único que le podía dar…Ya sé que es una cabrona, si me echó del local; encima creo que me lanzó un maleficio o algo así… No la oí bien, a lo mejor fue una impresión mía… Y, me pareció que decía algo de lipo… lipo… ¿Cómo era? Lipograf… Lipograma, sí. Bueno, eso. Y me vine en seguida al médico, por si me daba algo de hígado graso o me subía el coles… ¿Cómo? Ah, ¿no es algo de los lípidos? Ah… que cuando hablo se me olvida una le… Seh, claro. Más vale que dejes de fumar cosas raras, vos… Pero dale, gorda, no se le podía ocurrir una maldición más boluda, ¿no? Uh… Nah… No jodas. ¿En serio lo decís? No me parece, pero… Ah, no, ni hablar… Ni loca vuelvo de esa bruja de mier… Pep… Perop… Perogor…  Ufa, bueno… Como quieras… Sí, clarísimo, ¿me das vos el cambio? Okey. Dale, me hago el análisis y voy… Bueno. Bueno. ¡Bueno! Bueno, ahí me llamaron. Chau.

(Fin de la comunicación)


No tiene nada que ver con el cuento, pero me causó gracia XD


6 comentarios:

  1. ¡Me gustó! Dinámico, cotidiano, relacionable. Felicitaciones, niña. Me gusta que tus textos rompen con las barreras tradicionales y buscan nuevas formas de representar el lenguaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amabilidad, la verdad que me divierto bastante con estos experimentos XD

      Eliminar
  2. Una maldición de lo más espontanea. El mejor antídoto es un gilipograma completo. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buen relato! Al leerlo, uno siente la frescura de la situación cotidiana, de lo coloquial, pero cuando lee los comentarios y se entera de las reglas del desafío, le da más importancia al trabajo que has hecho. Tienes una habilidad para la síntesis, no necesitas extenderte para expresar ideas, contenidos. Eso es una de las características que más me gustan de las cosas que escribes. He encontrado un sitio para aprender. Ten mando un saludo Denise.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te agradezco muchísimo la amabilidad y me alegra un montón que te haya gustado :D Lo de la síntesis es algo que me sale a medias natural y a medias consciente; lo difícil es dar la cantidad exacta de información para que se entienda sin que el lector se sienta subestimado (cosa que, como lectora, detesto).

      Un saludo para vos, ¡y gracias por comentar!

      Eliminar

No seas tímid@, comentate algo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...