10/8/14

Ana y el Poltergeist (parte III)


           Parte I
           Parte II

           23/7
           
            Hace casi una semana que no duermo. Las puertas se tranquilizaron, pero en seguida comenzaron los ruidos en el techo. Al principio creí que se trataba de palomas o ratas, pero no. Suenan demasiado fuertes. Aparte (y esto no se lo dije a nadie), estoy segura de que me siguen. La mayor parte del tiempo los oigo sobre mi cabeza, no puede ser casualidad.


            Admito que me alegro de que no sean ratas. Pero llevo seis días sin dormir porque no paran. Probé todos los trucos que conozco para el insomnio, pero apenas logré unas ocho horas de sueño en toda la semana. Para peor, Bruno no se entera de nada. Se pasa todo el santo día en el sótano y de noche duerme como un tronco. Podría caer un meteorito sobre la casa y no se enteraría. Maldito suertudo.  

24/7

Traté de tapar el ruido con música a todo volumen, pero sólo logré que sonara más fuerte todavía. Ayer por primera vez parecieron calmarse. A Bruno se le ocurrió venirse a trabajar con la computadora al living y para variar se puso a escuchar a una de esas bandas medio metaleras aburridas que le gustan. Es para desalentar a cualquiera.

           Estoy pensando en irme a pasar unos días con Zoe a la casa de mi mamá, pero no sé cómo decirle que tenemos un poltergeist en casa, que encima tiene un gusto musical espantoso.

             

2 comentarios:

  1. Prefiero aguantar un poltergeist que a alguien con mal gusto musical. Mi consejo: Quédate ;)
    Muy bueno!

    ResponderEliminar
  2. Parece que cometí un error y no se entendió que el mal gusto lo tiene el poltergeist. Ya lo arreglé, mil disculpas! Tal vez debería sacar ese chiste... acepto sugerencias.

    ResponderEliminar

No seas tímid@, comentate algo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...